Saga Crepúsculo

Esta tetralogía de novelas románticas y fantásticas fueron escritas por la escritora Stephenie Meyer, y en España se publican en la editorial Alfaguara.



Isabella Swan, una joven de diecisiete años que se muda a Forks con su padre. En su primer día de clases Bella ve a cinco estudiantes que le llaman la atención: son los hermanos Cullen; Edward, Emmett, Jasper, Alice y Rosalie.
Entre ellos, Edward es quien capta rápidamente la atención de Bella. Y cuando Bella está a punto de morir aplastada por un coche, éste le salva la vida apareciendo junto a ella con una rapidez sobrenatural. Este incidente la lleva a sospechar de Edward, ya que no puede creer que alguien “humano” pueda ser capaz de hacer algo así.
Hasta que un día, Jacob Black, su amigo, le confirma que los Cullen son, en realidad, vampiros.









El libro comienza con el cumpleaños número dieciocho de Bella  en la fiesta que organizan los Cullen para ella, donde Bella se corta abriendo un regalo. Jasper pierde el control al oler su sangre, pero Edward y el resto de los Cullen la protegen.
Tres días más tarde, Edward le dice a Bella que no la ama y que nunca más la volverá a ver, que él y su familia se marchan de Forks. La decisión de Edward le rompe el corazón a Bella y la postra en una profunda depresión...









Bella continúa su relación con Edward haciendo caso omiso a las opiniones de los demás. Un día en el instituto, Bella se da cuenta de que Alice tiene una visión, pero al preguntar por ella a Edward, éste cambia de tema.
Al día siguiente, Edward y Bella inexplicablemente se besan de una manera más apasionante e intima, hecho que los deja a ambos con un extraño sabor de boca. Mientras, Bella trata de ver a Jacob a escondidas.









Bella y Edward se casan, y después de la luna de miel Bella se da cuenta que está embarazada pero su embarazo no es como los otros. Ella esta embarazada de un "niño especial" mitad vampiro y mitad humano el cual la está matando por dentro al consumir su sangre y su energía...










Opinión personal:
Ritmo frenético, aunque no pasen muchas cosas en realidad. Recomiendo leer los libros, pero bajo ningún concepto ver las películas, ya que podría el lector llevarse una decepción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada